Un llamado al Ayuno y Oración… Justin Taylor

Prayer-and-fastingPor Justin Taylor

“Y debido al aumento de la iniquidad, el amor de muchos se enfriará. Mateo 24:12” Te invito a no endurecer tu corazón y que tu amor no se enfríe, es cuando se necesita más, lee por favor el siguiente artículo, participa y anima a otros a participar en esta convocatoria a la cual llama John Piper:

Esta clase no puede salir entrenando la Cosmovisión y la Legislación: El lugar de la oración y el ayuno por el Movimiento Pro-Vida.

Cuando entró Jesús en la casa, sus discípulos le preguntaban en privado: ¿Por qué nosotros no pudimos echarlo fuera? Y El les dijo: Esta clase con nada puede salir, sino con oración. Marcos 9:28-29 

John Piper, en su libro sobre el ayuno, Hambre de Dios: Deseando a Dios a través del ayuno y la oración, mira el legado de compromiso de la cosmovisión de Francis Schaeffer, y luego escribe:

“Pero me pregunto si muchos de los jóvenes estudiosos y activistas (ahora en sus años cuarentas y cincuentas!) a quienes él inspiró, necesitan oír una palabra de equilibrio sobre el poder de la oración y el ayuno, no como una alternativa para pensar y actuar, sino como un fundamento radical que dice: "La victoria pertenece al Señor, incluso si el caballo (de la erudición, educación y política) se prepara para el día de la batalla" (ver Proverbios 21:31).

Escucha a los libros que claman por:
● Renovación evangélica y reforma en la vida de la mente,
● La restauración de la Verdad en el lugar de las técnicas,
● La recuperación de la compasión social de la iglesia dada la impotencia del gobierno,
● La toma de una alta posición moral en la causa ambiental,
● Y muchas otras causas.

¿Hay un sentido en cada uno de estos problemas cuyas raíces son tan intratables a la persuasión humana, que la convocatoria de ayuno y oración, no sólo sería apropiada, sino desesperadamente necesaria?

Estoy recomendando un llamado así.

"El ayuno," Piper escribe: "viene acompañado de la oración y junto con toda su hambre de Dios, y dice:

● No somos capaces por nosotros mismos de ganar esta batalla.

● No somos capaces de cambiar los corazones y mentes.

● No somos capaces de cambiar las visiones del mundo y transformar la cultura y salvar 1,6 millones de niños.

● No somos capaces de reformar el poder judicial o animar “envalentonando” a las legislaturas que hagan algo o movilizar a la población dormida.

● No somos capaces de curar las heridas sin fin de las ideologías ateas y sus hechos sangrientos.

Pero, ¡oh Dios, tú sí eres capaz!

Y nos volvemos en total dependencia a ti. 

Y clamamos a ti y suplicamos que por el bien de tu nombre, y por el bien de tu gloria, y para el avance de tu propósito salvador en el mundo, y para la demostración de tu sabiduría y de tu poder y tu autoridad sobre todas las cosas, y por la influencia de tu Verdad y el alivio de los pobres y los indefensos, actúes, oh Dios.

Tanta hambre tenemos de la revelación de tu poder.

Con todo nuestro pensamiento y con todo lo que escribimos y hacemos, oramos y ayunamos.

Ven. Manifiesta tu gloria.

Piper continúa:
Apelo a ustedes que busquemos al Señor juntos sobre el ayuno y la oración para que rompa las mentes oscurecidas que envuelven el mundo moderno, en relación con el aborto y un centenar de otros males.

Esto no es un llamado a una rabieta colectiva que le grite a la gente mala: "¡Devuélveme mi país!"

Es un llamado a los extranjeros y peregrinos en la tierra, cuya ciudadanía está en los cielos y quienes esperan la aparición de su Rey, a "hacer negocios" hasta que Él venga (Lucas 19:13).

Y el gran negocio del cristiano es "HACER TODO PARA LA GLORIA DE DIOS" (1 Corintios 10:31), y orar para que el nombre de Dios sea santificado y su reino venga y se haga su voluntad en la tierra (Mateo 6: 9-10). Y a anhelar y trabajar y orar y ayunar, no sólo para la revelación final del Hijo del Hombre, pero mientras tanto, para la demostración de su Espíritu y el poder en alcanzar todos los pueblos, y el rescate de los que perecen, y la purificación de la iglesia, y el derecho de poner justicia a tantos males como Dios conceda.

Me uno a Piper en recomendarte esta práctica. Lo que parece una tontería al mundo (renunciar a los alimentos, a no comer para orar por la protección de los no nacidos) puede parecer totalmente absurdo para el mundo, pero será agradable a Dios que ve y recompensa en secreto.

Actualización: John Piper sugiere que consideramos el ayuno durante el miércoles 15 de julio 2015, para orar por el rescate de los miembros más indefensos de nuestra sociedad, los bebés (a través del aborto). ¿Te unes?

(Agrego al traducir: Quizá no lo leas el mismo día, pero decide tomar tiempo para ayunar y orar en estos días por esta causa. No sólo en EUA sucede, hay una lista de países, incluyendo el mío, que por más terrible que se escuche, se planea legalizar el aborto por motivos más que nada económicos).

Traducido al Español por Reyna Orozco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.