7 advertencias del uso de medios sociales – Tom Shriner

  1. Considera que cualquier cosa que digas en los medios sociales será permanente. Sí, puedes borrar o tratar de limpiar cosas que te arrepientas de haber dicho en los medios sociales pero, la mayoría de las veces, esa información puede recuperarse. Y hay un sinnúmero de personas que toman capturas de pantalla en el momento que ve algo que se ha publicado con poca sabiduría.
  2. En los medios sociales puedes ser malinterpretado con frecuencia. Los lectores o espectadores normalmente no pueden ver tu lenguaje corporal. No saben de tu humor o sarcasmo. Si tienes alguna duda acerca de algo que vas a publicar, no lo publiques.
  3. Los emoticonos no son suficiente para suavizar lo que hayas publicado. De hecho, los emoticonos están en tantas partes hoy en día que muchos lectores los ignoran.
  4. Muchos consideran cobardes los ataques contra el carácter o la posición de otras personas. El lector o el espectador normalmente ve a la persona que escribe como alguien que se esconde tras un teclado o micrófono y se preguntan si el escritor tendría el mismo coraje de decir las mismas cosas en persona.
  5. Demasiados líderes cristianos publican en los medios sociales al calor de momentos emotivos. Si estás enojado o agitado en algún modo, tómate un descanso de 24 horas de los medios sociales. Si no lo haces, puedes lamentarlo más tarde.
  6. Las iglesias y otras organizaciones cristianas visitan los medios sociales de los líderes cristianos. El hacer una comprobación de antecedentes en los medios sociales para potenciales candidatos, se ha convertido algo común en las iglesias y organizaciones cristianas. Recientemente conversé con un pastor que fue despedido de su iglesia debido a algo que publicó en Facebook. Y recuerda, a riesgo de ser redundante, la mayoría de las palabras o fotos o vídeos que has publicado se registran de forma permanente.
  7. El mundo no cristiano está mirando como los cristianos se atacan unos a otros en los medios sociales. Nuestro testimonio cristiano se ve comprometido una y otra vez por las acciones en medios sociales. Al hablar o escribir ataques mordaces sobre otros, los incrédulos nos ven como gente hipócrita, inconsistente, y que no vale la pena emular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.