LA VENGANZA – Solid Joys – John Piper

ForgiveSE HARÁ JUSTICIA. John Piper

Amados, nunca os venguéis vosotros mismos, sino dejad lugar a la ira de Dios, porque está escrito: "Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor." [Romanos 12:19]

Todos ustedes han hecho daño en un momento u otro. La mayoría de ustedes, probablemente, han sido perjudicados seriamente por alguien que nunca ha ofrecido disculpas o hecho lo suficiente para corregirlo.

Y uno de los profundos obstáculos para que tu dolor deje ir la amargura es la convicción – la convicción justificada – de que se hará justicia, que la estructura del universo no se vendrá abajo si la gente puede simplemente salirse con la suya con horribles maldades y engañar a todo el mundo.

Ese es uno de los obstáculos para perdonar y dejar ir los rencores. No es el único. Tenemos nuestro propio pecado que tratar. Pero es real.

Creemos que simplemente dejarlo ir sería admitir que la justicia simplemente no se puede hacer. Y no podemos hacerlo.

Así que nos aferramos a la ira, y repetimos la historia una y otra vez a los sentimientos: no debería haber ocurrido, no debería haber ocurrido, fue un error, esto fue una equivocación. ¿Cómo puede estar tan feliz ahora que soy tan miserable? ¡Es tan malo. Es tan malo!

Esta palabra en Romanos 12:19 es dada por Dios para quitar esa carga de usted.

"No tomen venganza, sino dejad lugar a la ira de Dios." ¿Qué significa esto para usted?
Deponer la carga de la ira, en lugar de establecer una práctica de alimentar su herida con sentimientos de haber sido maltratado – eso es descansar – Pero eso no quiere decir que no fue un gran pecado contra usted.

Esto no significa que no hay justicia. Esto no significa que usted no será vindicado. Esto no quiere decir que sólo se salieron con la suya. No.

Esto significa que, cuando descanse de la carga de la venganza, Dios la recogerá.

Esto no es una manera sutil de conseguir venganza. Esta es una manera de dejar el pago a la persona a quien pertenece.

Es tomar una respiración profunda, tal vez por primera vez en décadas, y sentir que ahora por fin puede ser libre para amar.

John Piper [Solid Joys – Desiring God]

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.