LA RAIZ DE MI TRISTEZA-Vilma Mata Mendez

La raíz de mi tristeza

MINISTERIO EZER·THURSDAY, JULY 6, 2017

..porque me rodean males sin número; mis iniquidades me han alcanzado, y no puedo ver; son más numerosas que los cabellos de mi cabeza, y el corazón me falla. Salmos 40:12

Además de las que habíamos citado en entregas anteriores, la tristeza o melancolía profunda puede ser ocasionada por diferentes motivos:

a) Fisiológicos, por lo que es preciso visitar un médico que verifique los síntomas, características, edad, relación con menopausia, desbalance hormonal, cansancio.

b) Depresión espiritual: Martin Lloyd Jones escribió un libro completo sobre el tema.

c) Pero también puede deberse a una conciencia culpable: Has pecado contra Dios, o contra otros y no lo has confesado: En el Salmo 32:8 David dice que mientras calló su pecado se envejecieron sus huesos por su gemir todo el día. Y en el Salmo 40:12 Pues me rodean las dificultades, ¡son demasiadas para contar! Es tal la acumulación de mis pecados que no puedo ver una salida. Suman más que los cabellos de mi cabeza y he perdido toda mi valentía.(NTV)

Debo preguntarme si se trata de convicción del Espíritu Santo. ¿Dije algo? ¿Murmuré?, ¿critiqué? Son las formas de entristecer al Espíritu Santo cuando pecamos con nuestra boca (Efesios 4)

¿Qué escuché? ¿Qué vi? (a veces películas de horror, noticias sensacionalistas, trágicas perturban tu alma)

¿Alguien habló? (a veces nos rodeamos de personas que todo lo que sale por sus bocas es negatividad, problemas, y aun malas palabras)

d) ¿O está vinculado a problemas relacionales? Con esposo, hijos, familia, amigos, jefe, vecino.

Sal. 55:20-21: En paz redimirá mi alma de la guerra que hay contra mí pues son muchos los que están contra mí. porque no hay cambio en ellos ni temen a Dios. Aquel ha extendido sus manos contra los que estaban en paz con él, ha violado su pacto. Las palabras de su boca eran más blandas que la mantequilla, pero en su corazón había guerra; más suaves que el aceite eran sus palabras, sin embargo, eran espadas desnudas.

e) Pérdida material: trabajo, problemas financieros, estamos en aflicción, tribulación y sufrimiento (en estos casos debemos tener cuidado de que no se trate de ídolos en nuestro corazón)

f) Pérdida personal: divorcio (podría ilustrarse como una decapitación, un solo cuerpo sin cabeza), muerte de familiar (es necesario el lamento, el luto, …hay un cambio en la vida)

Sal. 55:12-14 Porque no es un enemigo el que me reprocha, si así fuera, podría soportarlo; ni es uno que me odia el que se ha alzado contra mí, si así fuera, podría ocultarme de él; sino tú, que eres mi igual, mi compañero, mi íntimo amigo; nosotros que juntos teníamos dulce comunión,

g) Decepción, soledad, aflicción (verifiquemos cómo está nuestra fe, si estamos pecando de incredulidad)

h) Por nada, a veces no hay explicación ni razón aparente para la tristeza (Randy Alcorn)

Ejemplos bíblicos de tristeza profunda: Jesús en Mateo 26:37 Y tomando consigo a Pedro y a los dos hijos de Zebedeo, comenzó a entristecerse y a angustiarse.

Serie: Tristeza o melancolía profunda

Vilma Mata de Méndez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.